Soldadura TIG en acero inoxidable: medidas preventivas

soldadura-TIG-en-acero-inoxidable

Una de las técnicas más utilizadas para soldar acero inoxidable es la TIG. Esto se debe a que, si bien no es tan potente como la MIG, no genera tan altas temperaturas como esta, lo que evita posibles deformaciones. Debido a su extendido uso, hoy vamos a hablarte sobre todas las medidas de seguridad que debes tomar al realizar una soldadura TIG en acero inoxidable.

Antes de meternos plenamente en faena, debes saber un par de aspectos clave. En primer lugar, aunque generalmente es puro, el electrodo de tungsteno podría llegar a tener torio o circonio en pequeñas cantidades (siempre siendo inferiores al 2%).

En segundo lugar, el gas protector que se utiliza para la soldadura TIG en acero inoxidable suele ser el argón y el helio (también se dan casos en los que el gas es una mezcla de ambos). Este gas se aporta con una pistola de soldadura o con una tobera.

Por último, debes tener en cuenta que este tipo de soldadura se realiza en interiores, ya que en exteriores cabría la posibilidad de que el flujo del gas de protección se interrumpa debido al viento. Por tanto, las medidas de seguridad que demos en este post son para trabajos de soldadura en interiores.

Soldadura TIG en acero inoxidable: agentes químicos y riesgos médicos

En este tipo de trabajos podemos encontrarnos materiales como compuestos de cromo, óxido de manganeso, óxido de hierro u ozono (procedente de la acción sobre el oxígeno de la radiación ultravioleta).

Algunas de las enfermedades que pueden derivarse de la inhalación de las sustancias anteriormente señaladas son la neumoconiosis benigna (por la acumulación en los pulmones de las partículas), EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), irritación respiratoria, toxicidad sistémica o incluso cáncer.

Por ello nunca se debe olvidar llevar a cabo una serie de medidas preventivas para evitar males mayores.

Principales factores de riesgo en este tipo de soldadura

La falta de ventilación en las zonas donde se va a llevar a cabo la soldadura TIG en acero inoxidable pueden derivar en graves riesgos, así como el desconocimiento por parte del trabajadores del uso de los sistemas de ventilación.

Por otra parte, los trabajadores deben saber cómo se utiliza la pantalla de soldadura. Esta última debe ser lo suficientemente oscura como para evitar daños en los ojos pero lo suficientemente clara como para que el trabajador no tenga que acercarse excesivamente a la soldadura.

Otro de los factores de riesgo consiste en la realización de la actividad en posiciones complejas (en el suelo, en el techo,…). Por último, la no utilización de protección respiratoria también puede derivar en graves problemas de salud para el usuario.

Medidas preventivas en la soldadura TIG en acero inoxidable

En primer y destacadísimo lugar, la medida preventiva número uno es cuidar la debida ventilación del lugar donde el trabajador va a llevar a cabo la tarea. Además, es de suma importancia cuidar el mantenimiento de los sistemas encargados de la  ventilación de la zona.

La delimitación y señalización del espacio de trabajo es vital para que los compañeros del soldador no inhalen gases tóxicos derivados de la soldadura TIG en acero inoxidable.

En caso de que la soldadura tenga que llevarse a cabo en un lugar cerrado (y no exista posibilidad de cambiar a otro lugar), será necesaria la incorporación de ventilación forzada, así como la rotación entre los diferentes trabajadores.

En cualquiera de los casos, la protección individual del sistema respiratorio es clave para evitar males mayores. Esta protección puede llevarse a cabo con la utilización de pantallas de soldadura que estén completamente cerradas y que aporten aire filtrado desde el exterior, mascarillas que posean filtros desmontables (conocidos como P3) o mascarillas autofiltrantes FFP3.

Ahora que ya conoces todas las medidas preventivas para evitar problemas sanitarios tras realizar la soldadura TIG en acero inoxidable (puedes ampliar información aquí), ya puedes soldar con total tranquilidad.

0 Comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*