¿Qué es mejor, el pellet o la leña?

pellets-lena

Hay diversas variantes sobre este tema, ya que no solamente hay que tener en cuenta el precio por kilo de cada uno de los combustibles, sino también debemos percatarnos del rendimiento y la eficiencia energética. De esta manera podremos calcular el verdadero precio final.

Para empezar, el precio de pellets es de 0,23 euros el kilo, aunque varía un poco según la cantidad que compres. Asimismo, por el otro lado, la leña tiene un precio medio de 0,16 euros el kilo. Como dijimos anteriormente no se pueden dejar llevar por este valor, ya que es bien conocido que el pellet tiene un ahorro de energía de más de un 60% respecto a la leña.

Esto quiere decir que hace falta mucho menos pellet que leña a final de cuentas. Aparte de esto, el pellet tiene un poder calorífico de 450 Kcal por kilo quemado y un rendimiento del 90%, por lo que la pérdida energética es minúscula.

Por otro lado, la leña tiene un poder calorífico muy similar pero un rendimiento entre el 10% y el 70% de energía. Debido a esto es importante realizar bien las comparaciones entre ambos, ya que el al principio el precio inicial puede inclinar la balanza hacia un lado, pero la balanza se inclina para el otro lado, dependiendo de las necesidades del comprador y el rendimiento.

Principales Diferencias entre Pellet y Leña.

Para empezar, el poder calorífico de la leña y los pellets es bastante similar. Esto quiere decir que los dos tipos de estufas nos ofrecerán un calor similar para nuestro hogar. Todo dependerá del tamaño y calidad de cada estufa. En las características técnicas de cada estufa podemos ver el calor que generará y la superficie a calentar, ya que unas funcionan mejor en espacios más pequeños que otras. Teniendo esto en cuenta, pasamos al siguiente punto: el precio. A este respecto hay que decir que las estufas de pellets son bastante más caras que las de leña.

Es bien sabido que éstas son bastante más especializadas, ya que cuentan con un sistema automatizado que recarga los pellets y se enciende sola. En consecuencia, esta última siempre será más costosa. En lo que se refiere al mantenimiento y la limpieza de ambas, las estufas de pellets generan mucha menos ceniza y hollín que las estufas de leña. Esto quiere decir que su mantenimiento y limpieza siempre será menos trabajoso.

En lo que se refiere a estética y decoración, no es un problema que preocupe a muchos compradores, ya que actualmente existen un sinfín de estufas en el mercado con medidas y diseños muy distintos. Siempre podrá elegir la que mejor se adapte a sus necesidades.

Sin embargo, la combustión de la leña es mucho más acogedora y la imagen de la llama más encantadora. Otro punto importante a tratar es el funcionamiento de ambas estufas. La única diferencia importante entre ellas es que las estufas de pellets necesitan estar conectadas a una toma de corriente eléctrica para su labor, ya que estas son automatizadas.

Por otro lado, las estufas de leña no necesitan de la energía eléctrica. Esto deja en claro que solo podremos decidirnos por una de pellets cuando dispongamos de corriente eléctrica. También hay que tener en cuenta que las estufas de leña se encienden a mano a diferencia de las estufas de pellets, ya que al ser automáticas se pueden encender de forma programada.

Por otro lado, las estufas de leña producen el ruido de los crujidos de la leña en el fuego. Sonido bastante acogedor y al que acostumbrarse es realmente fácil. Sin embargo, si la estufa de leña contiene un ventilador para propagar más el calor, el ruido del ventilador puede llegar a ser molesto.

En lo que se refiere a las estufas de pellets, la combustión de esta no produce ningún tipo de ruido. En estas estufas los únicos sonidos provienen del mecanismo de auto reposición de pellets y de los ventiladores.

Estos ruidos, por supuesto, son menos naturales y este es un punto que se debe tener muy en cuenta, ya que hay diversos casos de compradores que se han decidido por estufas económicas poco silenciosas, pero al final deciden no utilizarlas porque aún no se acostumbran al ruido.

Por otro lado, la salida de humos de una estufa de pellets generalmente suele ser bastante más pequeña que la de una estufa de leña. Este también es un punto importante a tener en cuenta si estamos pensando en conseguir una estufa.

La mejor parte para aquellos amigos que se preocupan por el medio ambiente es que los dos tipos de estufas son consideradas bioenergéticas. Esto quiere decir que no actúan de forma agresiva con el medio ambiente. Es súper importante en caso de que decida comprar o tenga estufas de leña que no se tale el ecosistema para calentar el hogar.

Por último, pero no menos importante, vamos a tratar el tema del almacenamiento. Los pellets quizás para algunos tienen un almacenamiento más sencillo, ya que generalmente se obtienen en sacos. Por otra parte, la leña, aunque tinene un almacenamiento más engorroso, se puede dejar al aire libre.

Otro de los punto que se debe tener muy en cuenta (y, para ser sinceros, es muy importante) es el valor agregado que ofrecen las estufas de pellets, ya que no hay que mantenerlas y limpiarlas tanto como se debe hacer con una de  leña. Aparte (y también súper importante), no hay necesidad de estar pendiente de colocar más combustible a medida que este se vaya agotando, lo que hace que el comprador o el usuario disponga de mayor libertad en cualquier lugar y momento al no tener esas preocupaciones.

Esperamos que tengas en consideración cada uno de estos pros y contras a la hora de que te decidas a comprar una estufa.

0 Comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*