En tu casa, quieres descansar

intercesped

Hay lugares en los que no cambiarías la hierba natural por nada, como son los grandes campos al aire libre. Pero hay otros lugares en los que te estás empezando a plantear si realmente merece la pena.

Por ejemplo, si tienes un pequeño jardín en casa, ¿merece la pena dedicar todo el tiempo que el césped necesita? Estos jardines de pequeño tamaño no permiten tener un robot para cortar la hierba, porque no hay espacio que lo justifique.

Pero que el jardín sea pequeño no quiere decir que no de trabajo. Incluso puede dar más porque todo lo que haya que hacer, tendrá que hacerse a mano. Cortar el césped, recoger la hierba cortada, quitar las malas hierbas que hayan nacido, reponer las zonas en las que haya dejado de crecer…

Al final, en lugar de relajarte y disfrutar del jardín este se convierte en un motivo de estrés. Llega el fin de semana y siempre hay algo que hacer, por no hablar de tener que regarlo con frecuencia en época de calor.

El césped artificial, una buena solución para estos casos

Incluso los más amantes de la hierba natural tienen que reconocer que el césped artificial para jardín ofrece todas las ventajas para estos casos. Permite colocar el césped con las formas y tamaños que se desee adaptándolo a las opciones más decorativas.

No hay que realizar prácticamente mantenimiento, ya que el césped no crece, no deja que nazcan malas hierbas y no tiene que regarse. Solo se recomienda, de vez en cuando, mojarlo y pasarle un cepillo para quitar el polvo.

Existen muchos tipos de césped artificial, con diferentes calidades, grosores y altura, por lo que será fácil encontrar el que mejor se adapte a tu jardín.

Una buena instalación es importante

Cuando está instalado por buenos profesionales, el césped artificial no da prácticamente trabajo, ya que si llueve, se drenará perfectamente y no habrá charcos y gracias a la base preparada no habrá malas hierbas ni problemas.

En caso de daños en la hierba, se puede sustituir sin problemas el trozo dañado, tocando exclusivamente ese pedazo y dejando todo lo demás intacto, por lo que cualquier reparación saldrá muy bien de precio.

En lugar de llegar a casa y tener que trabajar en el jardín, podrás tumbarte en él para disfrutar de todo tu tiempo libre tomando el sol, escuchando música o leyendo sin preocuparte de nada más.

0 Comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*