Claves para elegir un cortador cerámico

elegir-un-cortador-ceramico

En tareas de fontanería, albañilería o pequeñas reparaciones domésticas nos vemos constantemente obligados a realizar cortes en superficies cerámicas o baldosas. Sin embargo, en ocasiones nos puede surgir la duda de cómo hacerlo sin romper o dañar el material. Para ello, los cortadores cerámicos son las herramientas perfectas. Hoy te vamos a enseñar cómo elegir un cortador cerámico teniendo en cuenta unos pocos aspectos clave.

Elegir un cortador cerámico perfecto: claves para conseguirlo

En primer lugar, debemos tener en cuenta que no todos los cortadores cerámicos son válidos para todo tipo de trabajos. El que finalmente elijamos se debe adaptar al tipo de tarea, al material, a las dimensiones de la superficie, etc. En caso de escoger una herramienta que no se adapta a nuestras necesidades, podremos correr riesgos innecesarios de sufrir un accidente o de no obtener los resultados esperados.

Estudia las dimensiones que tenga la base del cortador

A la hora de elegir un cortador cerámico es sumamente importante definir las dimensiones que vamos a necesitar en la base. Esto se debe a que la pieza a cortar debe caber dentro de la base en cualquier posición.

Fíjate en el tamaño y tipo del material

En relación con el punto anterior, también debes tener en cuenta el tamaño de la baldosa o cerámica que vas a cortar. No obstante, también debes estudiar el grosor de la pieza, ya que no se necesita la misma herramienta para cortar una superficie fina que una más robusta.

Por otra parte, debes ser muy consciente del material con el que vas a trabajar, pues para algunos tan duros como el granito o el mármol no son recomendables los cortadores manuales (mejor utilizar otras herramientas tipo tronzadoras).

Analiza la capacidad de corte de la herramienta

Para elegir un cortador cerámico no solo debes fijarte en las características del material. Es vital que, después de conocer a fondo las piezas que quieres cortar, analices la capacidad de corte de la máquina. Deben ajustarse ambas variables para obtener unos resultados óptimos.

Piensa el tipo de uso que vas a llevar a cabo

No es lo mismo utilizar un cortador cerámico para un uso intensivo en obras de construcción que para un uso doméstico en pequeña tareas de bricolaje. En este segundo caso, seguramente no necesitarás una herramienta con una altísima capacidad de corte, lo que te ahorrará costes. En el primero, quizá necesites una máquina más robusta con doble empuñadura.

Ahora que ya sabes cómo elegir un cortador cerámico y los aspectos que debes tener en cuenta, solo te queda elegir el tuyo. Si necesitas ayuda extra, puedes preguntarnos a través de nuestra página de contacto, nuestras redes sociales o nuestro chat en vivo (en horario laboral).

0 Comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*