Discos de diamante: ¿para qué sirven?

usos-discos-de-diamante

Los conocidos como discos de diamante están pensados para poder cortar una amplia variedad de materiales gracias a su dureza y resistencia. Pero… ¿sabes en qué herramientas puedes utilizarlos y en qué tareas pueden ayudarte? Hoy te explicamos todos los detalles de estos fantásticos discos.

Composición de los discos de diamante

Como habrás podido adivinar, el nombre de estos instrumentos de corte se debe a las partículas de diamante que contienen en su borde. Debido a sus características, permiten cortar materiales muy duros de forma rápida y precisa.

Estos discos suelen tener una base de acero en cuyo borde se instalan las zonas diamantadas. Estas últimas pueden ser continuas, segmentadas o aserradas, según la tarea para las que se requieran. La parte diamantada suele contener una mezcla de polvos metálicos y diamante (que puede ser natural o sintético).

Usos de los discos de diamante

Según su forma y composición, estos discos pueden usarse en cortadoras de cerámica, esmeriladoras y otras máquinas especializadas en el corte de materiales. Gracias a su versatilidad son utilizados por un gran número de profesionales de diferentes ámbitos: herreros, albañiles, marmoleros, etc. Por otra parte, debido a la difusión de las herramientas de bricolaje, estos discos pueden usarse en determinados momentos para pequeños arreglos caseros.

Hay que tener en cuenta que cuando el disco está cortando el material, los diamantes comienzan a romperse en piezas más pequeñas, por lo que el disco se va desgastando. No obstante, esto permite que nuevas capas de diamantes aparezcan en el borde para continuar cortando el material. Cuanto más duro sea este último, más rápido se desgastará el disco diamantado.

Antes comentamos que estos discos pueden tener 3 tipos de bordes. Cada uno de ellos está pensado para un tipo de material:

-Continuo: mármol, loseta o azulejos. En estos casos se obtienen acabados muy finos, aunque no tiene una gran velocidad de corte.
-Segmentado: granito, piedra, ladrillo o bloque. La velocidad de corte es máxima con este borde, pero el acabado no es muy fino.
-Aserrado: loseta, mármol, piedra y diferentes materiales de construcción. Este es un punto intermedio entre los dos anteriores, pues tiene un acabado más fino que el de borde segmentado pero un corte más rápido que el de borde continuo.

Ahora que conoces los discos de diamante y sus usos, ¡manos a la obra! Pero si aún tienes alguna duda sobre su uso, estamos a tu disposición en el chat online y las redes sociales. ¡Te atenderemos encantados!

0 Comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*