Diferencias entre una amoladora y una miniamoladora

diferencias-entre-una-amoladora-y-una-miniamoladora

Las amoladoras y miniamoladoras son herramientas muy útiles para realizar diferentes trabajos de bricolaje o construcción. Sin embargo, en ocasiones pueden surgirte dudas de cuál de las dos necesitas según la tarea que vayas a realizar. Por ello hoy vamos a explicarte las diferencias entre una amoladora y una miniamoladora. Así, la próxima vez que te veas en la duda sobre qué herramienta utilizar, sabrás cuál debes escoger.

No obstante, antes de entrar en materia, debemos recalcar que estos instrumentos son manuales y que se suelen utilizar, en la mayor parte de las ocasiones, para cortar diferentes tipos de materiales. No obstante, también pueden servir para pulir o desbastar.

Ahora que ya tenemos claro para qué sirven estas herramientas, vamos a pasar a explicar cuáles son las diferencias entre una amoladora y una miniamoladora.

Diferencias entre una amoladora y una miniamoladora: 4 claves

Los discos

Los discos que utiliza generalmente la miniamoladora rondan los 115-125mm, mientras que los de la amoladora son bastante mayores (en torno a los 230mm). Esto se debe a que las dimensiones de ambas máquinas son diferentes, puesto que la amoladora es más robusta y pesada.

La potencia

Mientras que las amoladoras cuentan con grandes potencias que rondan los 2.000-2.600W, las miniamoladoras tienen una potencia que se encuentra entre los 500-800W.

Tipo de uso

Para un uso más profesional (en trabajos industriales o de construcción) suelen utilizarse las amoladoras. Las miniamoladoras se consideran más útiles y manejables para trabajos caseros de bricolaje.

Esta es una de las diferencias entre una amoladora y una miniamoladora que determinan de forma más sustancial la elección de una u otra herramienta. Esto se debe a que en la construcción se suelen usar superficies muy amplias y de gran dureza. Además, los trabajos son mucho más intensivos y alargados en el tiempo que los que se llevan a cabo en casa.

Por la misma razón, si se le va a dar un uso esporádico y se va a trabajar con materiales relativamente finos, una miniamoladora puede cubrir perfectamente las necesidades que la tarea requiere.

Tipo de acabado

Si necesitas conseguir cortes limpios y perfectamente rectos en superficies amplias, lo mejor es utilizar una amoladora. Sin embargo, si tienes que cortar perfiles de metal, desbastar, cepillar o lijar pequeñas superficies, lo ideal es decantarte por la miniamoladora.

Ahora que ya conoces las diferencias entre una amoladora y una miniamoladora, te brindamos una doble ayuda. Por una parte, puedes leer este artículo de nuestro blog para saber cómo elegir una amoladora correctamente. Por otra, te animamos a que visites nuestra sección de amoladoras y miniamoladoras para que escojas la que mejor se adapta a tus necesidades.

0 Comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*