Cómo usar una fresadora: explicación paso a paso

como-usar-una-fresadora

La fresadora es una herramientas realmente útil para la realización de ranuras, molduras o encajes de bisagras. Los resultados de esta máquina son muy finos y alisados debido a la gran velocidad de rotación que posee (unas 10 veces mayor que la de un taladro), por lo que se puede prescindir de un posterior lijado de la pieza de trabajo. A continuación vamos a explicar cómo usar una fresadora para sacarle el máximo provecho.

Cómo usar una fresadora paso a paso

En primer lugar debemos montar la fresa con la máquina desenchufada y con el eje bloqueado. Nos ayudaremos de la llave fija que trae la máquina para aflojar la tuerca del eje. Tras colocar que fresa que necesitamos, ya podemos apretar de nuevo la tuerca para dejarla bien fijada.

Antes de comenzar debemos saber cómo usar una fresadora de manera correcta definiendo previamente una profundidad de corte. Para ello podemos utilizar los mangos para empujar hacia abajo la caja-motor hasta llegar a la altura que queramos. Entonces podremos bloquearla para que sirva de tope.

Para realizar rebajes de más de 5mm es recomendable hacerlos de varias pasadas. De esta forma, evitaremos desgastar las fresas antes de lo normal y el resultado de las ranuras será más liso y uniforme.

Debemos asegurarnos de que la pieza está firmemente sujeta a la mesa o banco de trabajo antes de iniciar el corte con la fresadora. Esto se debe a que esta máquina trabaja a muchas revoluciones, por lo que si la pieza está suelta podemos sufrir un indeseado accidente. También debemos garantizar el recorrido continuo de la fresadora sin obstáculos que puedan entorpecerlo.

Es vital tener en cuenta el sentido de corte antes de llevarlo a cabo. Siempre debe ser el contrario a la rotación de la fresa. El sentido en el que se desplaza la máquina es sumamente importante, ya que en caso de error, la madera puede quedar dañada a causa del golpe con la fresadora.

Ahora que ya sabes cómo usar una fresadora, solo te queda ponerte manos a la obra para crear molduras perfectas y perfiles que encajen al milímetro.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*