Cómo elegir una amoladora

como-elegir-una-amoladora

Las amoladoras son herramientas realmente prácticas y versátiles que permiten agrupar varios trabajos de bricolaje en una sola máquina. Esto se debe a que la amoladora puede trabajar con diferentes discos y sierras, lo que da la opción realizar tareas tan dispares como lijar, cortar, afilar o eliminar rebabas. Sin embargo, ante la gran oferta de herramientas que existe en el mercado, el usuario termina preguntándose cómo elegir una amoladora para que satisfaga las necesidades de sus proyectos de bricolaje.

A continuación vamos a explicarte cuáles son los distintos tipos de amoladora y para qué sirve cada uno. De esta manera, podrás tomar una decisión sólida y argumentada a la hora de adquirir la herramienta que más te conviene.

Cómo elegir una amoladora: tipos de máquinas

Amoladoras de sobremesa

Estas herramientas de uso casi exclusivo de profesionales de taller utiliza discos muy grandes y están fijas sobre la mesa de trabajo. De hecho, al trabajar con estas herramientas es el material que se quiere cortar (o lijar, o afilar, etc.) el que se acerca a la máquina y no a la inversa. Si es la primera vez que te planteas cómo elegir una amoladora y buscas algo sencillo para tus pequeños trabajos de bricolaje caseros, esta no es tu mejor opción.

Amoladoras portátiles

Estas amoladoras son utilizadas tanto por profesionales como por aficionados con cierta experiencia. Llevan discos relativamente grandes (unos 20 centímetros) y generalmente se utilizan para trabajar con piezas de amplia superficie. Los trabajos más comunes con las amoladoras portátiles son los de decapado y pulido.

Miniamoladoras

Las miniamoladoras son herramientas más pequeñas y manejables. Sus discos no superan los 13 centímetros de diámetro y resultan perfectas para aquellas personas que comienzan a interesarse por el mundo del bricolaje gracias a su gran versatilidad. Las piezas de trabajo en el caso de las miniamoladoras suelen ser de dimensiones más reducidas.

Ahora que ya sabes cómo elegir una amoladora, solo te queda decidirte por la tuya y comenzar a trabajar. ¡Adelante!

0 Comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*