¿Cómo elegir un andamio perfecto?

como-elegir-un-andamio

Los andamios son herramientas indispensables en muchas tareas de bricolaje, reformas y construcción. Pero al haber tal variedad de productos, ¿cómo elegir un andamio de forma correcta para que cumpla con todos los requisitos de la actividad que vas a llevar a cabo?

En este artículo te explicaremos, punto por punto, todos los aspectos que debes tener en cuenta para saber cómo elegir un andamio como un profesional.

Cómo elegir un andamio: aspectos clave

¿Interior o exterior?

Lo primero que debes preguntarte es si el andamio en cuestión va a ser utilizado para trabajos en el interior o en el exterior de un edificio o vivienda. Generalmente, los que se utilizan en tareas dentro de los hogares suelen ser más pequeños y bajos, pues no precisan de una gran altura para llegar a todos los recovecos.

¿Uso profesional o doméstico?

Aunque vaya a ser utilizado para la zona interior de una casa, un andamio debe poseer una mayor durabilidad y resistencia si se le va a dar un uso profesional.

Esto se debe a que la plataforma en cuestión va a ser montada y desmontada en numerosas ocasiones, va a soportar el peso de herramientas de envergadura o de varios operarios y va a tener que aguantar la caída de distintos materiales o sustancias (pequeños trozos de madera, pintura, etc., que pueden resbalar de las manos de los trabajadores).

¿Se va a mover de sitio?

Este es uno de los últimos aspectos que necesitas saber sobre cómo elegir un andamio para que cumpla tus expectativas. Si vas a necesitar mover el andamio de un lugar a otro de la reforma, es importante que su transporte sea sencillo y rápido.

La incorporación de ruedas en la base es imprescindible para mover el andamio de un sitio a otro cómodamente. Un buen ejemplo es este andamio móvil:

Otros aspectos a tener en cuenta

Estabilidad

Ya escojas un andamio grande o pequeño, alto o bajo, una de las características que siempre debes tener en cuenta sobre cómo elegir un andamio es su estabilidad. De ello dependerá la seguridad de los trabajos que realices sobre la estructura.

Almacenaje

Ten en cuenta, antes de adquirir un andamio, el espacio del que dispones para su almacenaje. En caso de que sea limitado, decántate por uno que sea fácil de desmontar y con piezas lo más pequeñas posible.

Ahora que ya sabes cómo elegir un andamio, solo te queda ponerte manos a la obra. ¿Quizá estas plataformas puedan ayudarte?

0 Comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*