Características de un banco de trabajo perfecto

banco-de-trabajo

Para los profesionales de la carpintería, contar con un buen banco de trabajo es fundamental para poder llevar a cabo sus tareas de forma correcta. De su buena nivelación y estabilidad pueden depender el resultado de los trabajos de cepillar, cortar o lijar.

Debido a su gran importancia en el mundo de la carpintería y la ebanistería (aunque también se utilizan en un sinfín de actividades de bricolaje y construcción) hoy vamos a explicarte las características básicas que debe de tener el banco de trabajo perfecto.

4 características que debe tener un buen banco de trabajo

Robustez

Un banco de trabajo debe ser, ante todo, robusto. Para las tareas que se van a llevar a cabo en su superficie se suelen utilizar grandes herramientas y piezas de mediano o gran tamaño. Si el banco no pudiera soportar el peso se vendría abajo, pudiendo ocasionar accidentes y lesiones.

Es por ello que los bancos de trabajo suelen estar sustentados por cuatro patas de madera dura, ideales para soportar un tablero grueso y resistente.

Utilidad

Este tipo de bancos o mesas de trabajo vienen acompañados de una prensa situada en la parte delantera sujeta con tornillos. También incorporan dos morsas con carro de movimiento horizontal.

Estos detalles de vital utilidad se suman a los múltiples cajones que posee un típico banco de trabajo, pues son de gran ayuda para guardar diferentes herramientas y accesorios de uso habitual.

En base a las necesidades del usuario, se pueden encontrar bancos con más espacios de almacenamiento o prensas. Todo depende del uso que le vaya a dar el cliente.

Estabilidad

La inmovilidad es una característica clave que debe tener todo banco de trabajo. La estabilidad no solo garantiza que los resultados que se obtengan del trabajo sean los óptimos, sino que también evita riesgos de sufrir un accidente.

La encimara o tabla de estas mesas de trabajo debe ser totalmente recta y plana para que no se produzcan errores en las mediciones de las piezas.

Amplitud

En función de las dimensiones de los materiales que se vayan a usar, el banco de trabajo debe ser más o menos amplio. En cualquier caso, siempre se debe procurar que las piezas quepan en su totalidad dentro del tablero (incluyendo la máquina que se vaya a utilizar sobre ella).

Rasgos que debe tener un banco de trabajo en función de la tarea

Siguiendo estas líneas generales que todo buen banco de trabajo debe cumplir, podemos pasar a las características particulares que deben tener las mesas de trabajo en cada situación concreta.

Sofisticación

En función del uso que se le vaya a dar, podemos encontrar bancos de trabajo más simples o sofisticados. Para un uso profesional, mejor optar por mesas más pesadas, que posean más amplitud o que permitan incorporar diferentes máquinas al mismo tiempo.

Sin embargo, para un uso doméstico se puede escoger un banco de trabajo más sencillo y de precio más asequible.

Altura

Hay herramientas que precisan que la mesa de trabajo sea algo más alta para utilizarlas con mayor comodidad. En caso de que vayas a necesitarlas, decántate por un tablero de mayor altura. Si no, puedes usar uno de medidas normales sin ningún problema.

Ahora que sabes las características que debe tener la mesa de trabajo que necesitas, en Ferretería San Diego seguro que puedes encontrarla. Te dejamos estas dos recomendaciones:

0 Comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*